La Importancia del Ejemplo

¿Te has sentado a pensar en algún momento, cuantas veces piensas que tu hijo está
copiando el mal ejemplo de algún otro compañero o amigo de la escuela? Y has pensado,
¿que al igual que lo piensas se lo dices como represalia para que pare el “comportamiento
negativo” y “vuelva a ser el”?


Durante décadas diversos estudios en Psicología Evolutiva hablan sobre la imitatión en los
niños y como funcióna. Ahora, la neurociencia ha demostrado que el cerebro del niño tiene
lo que llamamos las Neuronas Espejo. El niño necesita estar rodeado de personas donde
pueda observar y repetir comportamientos que le permitan a su cerebro aprender por medio
de la observación y la repetición las conductas y comportamiento de esas personas que
están a su al rededor. Bajo este concepto es que el Miño aprende a distinguir entre lo bueno
y lo malo, y comienza a modelar las bases de su personalidad.


Ahora, la repetición de estos patrones de conductas no deseados, son en un porcentaje
muy mínimo, lo copiados en el colegio. La conducta espejo o reflejo, se produce
mayormente en casa, lo niños copian a quien admiran. Todo lo que tú haces, el niñ@ lo
repite, sea conductas buenas o malas. Lo que sucede es que cuando El Niño comienza a
desarrollar un hábito negativo, y tu lo corriges enfadándote o gritando, su cerebro asimila tu
llamado de atención como “más tiempo y atencion” para el/ella, por lo que comienza a
repetir estas conductas negativas para que le prestes más atención.


Observa a tu alrededor, mira con detenimiento que estás haciendo, que hace tu pareja o
aquellas personas que rodean a tu hij@, verás como la mayor causa de las conductas que
NO te gustan están en casa.
Algunas sugerencias que hago para cambiar esas conductas:


● Celebra y aplaude cuando tú hij@ hace algo bien o la conducta que quieres obtener.
● Bríndale tiempo de calidad ( suelta el teléfono).
● Enséñalo a manejar por si solo diferentes situaciones, guialo, explícale las
alternativas y consecuencias de sus acciones.
● Recuerda constantemente que nuestros niños están observando nuestro
comportamiento y lo que decimos para ellos lo repiten.
● Sé lo que quieres que tu hijo sea.
● Corrige explicando tus sentimientos, no gritando: ejem: Si tu hijo grita y tu gritas
para mandarlo a callar, estás dando el ejemplo de solucionar con gritos. El no
entiende que está haciendo mal porque tú lo haces también, si respiras profundo y le
dices: cuando gritas, me aturdo, me cuesta más entenderte, si bajas la voz, estoy
seguro de que podré ayudarte mejor.


Recuerda, el ejemplo comienza en casa, si quiere que tu relación de familia sea armoniosa,
de comunicación y confianza, debes enseñar con el ejemplo.
Si quieres aprender más, existen cursos y clases personalizas que te ayudarán a crecer
como padre y como persona. Todo queremos hijos felices y exitosos, para ellos deben
tener un alta autoestima, esa la forjas tú.


Si quieres información sobre curso, talleres y clases personalizadas escríbeme.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s